La vida de Tom Cruise

Hoy ha venido por la iglesia (de Scientology) una pareja recién rehabilitada de la adicción a las drogas en Narconon para informarse sobre los principios filosóficos en los que se basa el programa que les había salvado la vida. Programa repetidas veces promovido y apoyado por el Sr Tom Cruise. Dudo mucho que estos chicos, ni ninguno de los miles que salen del infierno de las drogas en los cientos de centros Narconon repartidos por todo el mundo, hubiesen buscado jamás la ayuda que han recibido ni la información posterior en ninguno de los libros de ese señor que escribe sobre la vida de Tom Cruise.

Hoy vino por la iglesia una mujer en busca de soluciones prácticas con las que ayudar mejor a los ancianos a los que asiste a no estar decaídos, a conservar su dignidad a pesar de las destrezas perdidas por la edad, a no sentirse tan solos, etc. Ha encontrado algo. Si le será útil para lo que desea sólo lo sabrá ella y aquellos que le rodean pues ha tenido la valentía de ir, mirar con sus propios ojos y decidir lo que es verdad a partir de su própia experiencia. Así hizo hace tiempo el Sr. Tom Cruise y hoy es el scientologist que a más personas en el mundo lleva el mensaje de “se puede hacer algo al respecto” ¿A cuántas personas reconfortarán los libros o artículos de quienes escriben frívolamente de su vida?

Hoy una scientologist me contaba cómo la madre de un bebé de escasos meses lloraba lamentándose de haber tomado los antidepresivos que le recetó su ginecólogo y que le han causado graves malformaciones a su bebé que ya le han llevado en su corta vida al quirófano. Tal vez esta mujer no escuchó la denuncia que el Sr. Tom Cruise repite una y otra vez en cada medio de comunicación de masas contra el negocio mortal de las drogas psiquiátricas, pero millones de personas sí lo han hecho ¿será por eso que se le difama tratando de minimizar la fiabilidad de su mensaje?

Ejemplos como estos se repiten por docenas todos los días en los cientos de iglesias de Scientology alrededor del mundo y seguirán sucediendo por más que los que frivolizan sobre la vida de los famosos sin ver más allá y sin aportar nada positivo a nadie sigan esparciendo sus mentiras.

El Sr. Tom Cruise no es siquiera mi actor favorito. Ni es un “alto cargo” en la “jerarquía” de mi religión. Es un scientologist capaz de atraer sobre sí y de confrontar millones de miradas y de hacerles llegar el mensaje de aquello en lo que cree, guste o no. Y sólo por eso, aunque su mensaje fuera diferente al mío, ya merecería mi respeto. Pero es que además los dos estamos trabajando por lo mísmo junto con otros muchos miles más y eso no lo va a parar ningun saco de chismes por muy mediático que sea.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s