Ya estoy de vuelta

Ya estoy aquí… aunque no del todo.

He tenido que obligarme para volver a entablar comunicación con el mundo. Toda esta semana, llegué el sábado, me la he pasado tratándo de reubicarme, en especial en el trabajo, y evitando los proyectos y las líneas de comunicación que tienen que ver con lo que me ha ocurrido durante el último mes. No he podido ver las fotos que hicimos (no me llevé cámara y he tenido que esperar turno hasta que me pasaran la tarjeta para copiarla) No he revisado el cuaderno en el que fuí anotando todo lo ocurrido. He dejado rodar el proyecto al ralentí, sin ponerle más gas de mi parte. Y aunque he tratado de contactar con los nuevos amigos (especialmente por facebook) no ha sido más que tratar de mantener un lazo que me parece muy tenue.

He establecido una especie de respuesta estándar, que no es mentira pero que es superficial aunque esté diseñada para hacer pensar a quien la escucha que hay mucho contenido, mucha reflexión, detrás de mi respuesta. Y me he protegido con ese escudo de las preguntas de todo el mundo “¿qué tal te ha ido?””¿cómo está aquello?”

Hay una respuesta racional, por supuesto, que no es de mentira y que dice que lo que he hecho era lo que había que hacer, que ha sido de gran utilidad y que hay que seguir haciéndolo. Así que sigo adelante con el proyecto y animándo a otros a irse a Haití o a unirse y ayudar desde aquí.

Pero no es ese retrato el que yo quería pintar en este lienzo. No quería que fuese sólo explicar lo circunstancial, quería escribir lo que a mí me ocurría por dentro a medida que veía, olía, vivía la experiencia.

Las expectativas que otros se crean respecto a uno son, me parece, excesivas. Uno debe volver diferente de una experiencia así. Ha estado en el tercer mundo y no precísamente de turísmo así que debería valorar de forma diferente las cosas de la vida, relativizar la importancia de los problemas cotidianos. Uno debería volver con un aura mística rodeándo sus chacras o con una sombra de sufrimiento silencioso al otro lado de unos ojos vidriosos y una mirada perdida en el pasado.

¿Qué pasa si no hay nada de todo eso? Si, como si el contraste entre el calor y la humedad caribeñas y el frío y la sequedad continentales le hubieran dejado a uno el alma acartonada, si las emociones no aparecen, si uno sigue tal cual ¿Qué pasaría si símplemente fuí, hice el trabajo y volví?

A uno le quieren convertir en un héroe porque uno ha hecho lo que no muchos se atreven a hacer aunque muchos piensan que deberían. Y uno se deja halagar por las expresiones de admiración pero sabe en el fondo que no ha hecho nada especial. No, quizá esa no sea la expresión más adecuada: Sí es especial, el caso es que debería no serlo.

Quizá lo más verdadero ha sido el alivio de volver a ver a Cristina y a los niños. Como cuando uno está aguantando la respiración bajo el agua y por fin sale a la superficie y se hincha con una bocanada de aire limpio y fresco. Y quizá me he estado entreteniendo en esta sensación toda esta semana y he estado dejando para más adelante revisar lo que traje en los bolsillos.

En realidad me parece mucho más duro lo que ha estado haciendo ella porque al fin y al cabo yo no hice más que tirarme a la corriente y luego nadar a su favor. Una vez que has saltado ya no puedes hacer otra cosa, tienes que sobrevivir. Pero seguir con el día a día a pesar del descalabro que significa ser uno menos en el equipo, estando tan lejos aquello en lo que estás poniendo tus esfuerzos, tanto fisica como cultural y emocionalmente, necesita de más entereza, de más persistencia, de más ¿valor? Bueno, el valor se lo atribuiremos al que salta al vacío aunque en realidad sabe que tiene las espaldas cubiertas. Otorguémosle al que las cubre la grandeza.

Es fácil asomarse a la miseria, ver los ojos de niños sin padres, sin futuro, alegrarse porque alguien les ha regalado un peluche; es fácil decir que no puede ser a un hombre más joven que tú pero que parece tu padre cuando trata de arañar un rayo de esperanza a un futuro sombrío pidiéndote que le lleves contigo a España; es fácil dar lecciones cuando uno tiene billete de vuelta, pasaporte, trabajo, casa con luz y agua corriente y potable esperándole. Uno sabe que volverá a estar a salvo de todo eso y que se le olvidarán el nombre del niño y la cara del viejo.

Ojalá que no sea así. Ojalá que este ejercicio sirva para fijar la experiencia con tinta indeleble al disolvente de la vida cómoda.

Se agradece el apoyo moral recibido y se echa de menos el que uno esperaba pero no llegó. Hubo decepciones (ya me lo advertía Karen), pérdidas, dudas. Pero al final un abrazo, una sonrisa, un agradecimiento hicieron que todo mereciera la pena.

Ayer leí a otros feligreses de mi iglesia el e-mail que un haitiano envió a María, una de mis compañeras de viaje y con la que más estrechamente siento haber trabajado y vivido esta experiencia:

(disculpa por todos errores orthografias en el texto bajo: de acento , tilde y demas)

Hola Maria ,Que tal estas,mi profesor?omas bien mi amiga? Dime amiga como se paso tu largo viaje? Deseo que todo anda bien.Y al llegar a tu casa te haws quedado agobiado verdad? Nos (los seminarista)Quisieramos agradeceros, tu ,inaqui y los demas dela cienciologia, por darnos vuestras ayudas y vuestros soportes.

Yo personalment, quisiera agradecerte por preocuparte por mis problemas ypor mi nino Alfonso.Te mando un gran BESO por todo eso , siempre gracias. Espero otro dia volveramos a ver.Tal vez en otra vida.DE mi lado lo esperoen esta.Nunca te voy a olvidar.Espero que haiti, para ti, no va a ser un pais olvidado en la memoria, sino un lugar en el que tienes amigos que te quieren.Hoy dia estamos aburridos por no estar con vosotros para apreder mas de la cienciologia….

BROMITA: Ahora mismo, Supongo que al leer este correo estas fumando un buen puro no? Ups disculpa Mmmmm….

Ahora COSA importante :Quiero que me aconsejes de lo que tengo que hacer cuando…

por favor dime que tengo que hacer;dime que tengo que decir a ella;dame una solucion que salvara mi felicidad de esa zozobra.

SANON,tu Amigo

Al leerlo en voz alta se me puso un nudo en la garganta y se me inundaron los ojos. La emoción había vuelto. Ya podía contar lo que había escrito en el cuaderno de bitácora sin miedo a que no saliera nada.

Anuncios

22 Respuestas a “Ya estoy de vuelta

  1. Querido Iñaki, he pensado bastante en Uds. sabía que ya habías regresado y pensaba en como estarías, en Chris, los niños, tú.
    Como tú dices, algunas personas se forman expectativas, las cuales no tienen importancia real. Lo que es real es lo sientes interiormente y el prisma con que ves las cosas ahora, el valor que le das a otras que antes, pasaban casi inadvertidas porque las debas por sentado.. Nada ha de cambiar radicalmente, pero sin lugar a dudas habrá un cambio, pero ten por seguro que aún indeleblemente, cuando estés solo, cuando el murmullo de la mente se aquiete y los niños duerman, cerrarás los ojos y viviràs nuevamente muchos de los episodios importantes de allá, como tú dices “el tercer mundo” que no es ni tal, pero bueno…
    Me alegro que hayas regresado, me alegro de ver ese abrazo con tanto amor, me alegro que por fin Cris tenga de regreso a su hombre y los niños a su padre.
    Un fuerte abrazo desde este tembloroso país.

  2. Tienes razón Patricia. Lo que dices ya está ocurriendo.
    También tienes razón en entrecomillar “tercer mundo”, este tipo de orden no es más que un invento para no afrontar que tanto los lugares en los que se tira la comida como aquellos en los que no hay agua potable en varios kilómetros a la redornda están en el mismo mundo y que por mucho que aparenten(emos) los del 1º, no les van a ir bien las cosas mientras que haya un 3º o un 4º o incluso un 2º. Las diferencias son buenas, pero no en los derechos y las necesidades fundamentales.
    Supe del terremoto en Chile cuando llegué a Santo Domingo. Me lo contó Milla y también me tranquilizó diciéndome que su familia y tú estabais bien. Conocí volviendo de Puerto Príncipe a un médico chileno afincado en Suecia y le pregunté que cómo había ido a Haití y no a Chile. Él me contestó que su primer impulso fué cambiar el viaje, ya que el terremoto de Chile sucedió cuando estaba a punto de salir hacia Haití y que el corazón le llevaba hacia su país. Pero que despues de haber estado allí se alegró de no haberlo cambiado pues la mayoría de las enfermedades que había tratado no provenían del terremoto si no de la falta de agua y jabón y eso no venía de los últimos tres meses, lo que seguramente no esta ocurriendo en vuestro país. Me imagino que semejante sacudida no deja a la población indemne, pero supongo que en Chile tenéis infraestructuras y recursos como para paliarlo con más facilidad. Espero.
    Gracias por pensar en nosotros.
    Nosotros también estamos contentos de estar por fin juntos.
    Otro abrazo sin temblores para tí.

  3. Creo que tu amigo médico tomó la decisión correcta, a pesar de que Chile quedó bastante a mal traer, es distinto, acá no se enfrentan ni remotamente los problemas que vive la Isla. Gracias por ese abrazo. 🙂

  4. Mi querido Iñaqui:
    Mi abrazo cuando te vi y mi exclamacion de bienvenido Heroe es cierta aunque no lo quieras reconocer.
    Supe del esfuerzo de tu esposa e hijos y de como te privaste de tus vacaciones para AYUDAR A OTROS.
    Quiero que sepas que eres un SER ESPECIAL junto a CRISTINA y vuestra 2ªd al completo: pues teneis claro que un mes de separacion os ha unido aun mas de lo que ya demostrais dia a dia que estais
    Es hermoso veros y sois el sueño que yo tengo para la creacion de una 2ªd parecida a la vuestra.
    Os quiero muchísimo pero os admiro aún más, Cris , Iñaqui y familia

    • Muchas gracias Paloma.
      El flujo de admiración es fantástico y a cualquiera le gusta. A mí también, no lo voy a negar. El problema es que cuando os ponéis así de entusiastas respecto a uno, parecería que si se me escapara un pedo (con perdón) echaría abajo todo un mito y, lo siento, de vez en cuando se me escapa alguno.

  5. Felicidad Serrano

    Iñaki te felicito de todo corazon puesto que al leer lo que has escrito no es ni mas ni menos que mi propia experiencia.
    No se puede comunicar mejor con palabras lo mucho que tu has expresado.
    Se me invito a escribir mis experiencias y tambien tome notas y tome fotografias.
    Si publique en facebook algunas pocas de las muchas fotografias que tome. pero aun hoy despues de un mes de mi vuelta a mi antigua vida no he podido escribir adsolutamente nada de mi estancia en Haiti y si acomo tu muy bien dices a las pregunta de los amigos que te preguntan
    Como te fue en Haiti la respuesta haber estado en Haiti es inolvidable.
    Una parte muy importante de mi sigue estando en la gente de Haiti y en la ciudad de Puerto Principe.
    Te duplico perfectamente.
    Saludos.
    Felicidad Serrano

    • Es cierto que es una experiencia inolvidable pero ¿sabes? aunque hablaré más adelante de ello te adelanto que muchas veces tengo miedo de que se me olvide. No quiero decir que no me acuerde de ello, si no que se vuelva distante, nebuloso, irreal. Antes de empezar este proyecto sabía muy poco de ese país y esa gente. Ahora cada cosa que pasa a mi alrededor es filtrada por un tamiz de cómo sería eso allí, en qué se parece, en qué se diferencia, me recuerda cosas que ví, que escuché, que olí, que pensé en las calles de Puerto Príncipe. Eso es lo que me da miedo perder. Por eso intento escribir sobre ello y no sólo sobre lo anecdótico.
      Gracias por tu comentario, eres muy bienvenida a nuestro blog.
      Un beso.

  6. Quiero que sepas que he venido ,que he leído y que tan de acuerdo estoy con lo que has escrito, que por una vez voy a callar y otorgar.
    Habéis hecho lo que teníais que hacer.No hay nada mejor que se pueda decir.

    El tiempo te ayudará a sacar conclusiones.Sean las que sean, no cambiarán la verdad: entre hacer y no hacer, decidisteis hacer.

  7. Bienvenido de regreso a casa!! Y enhorabuena para Cris y los niños, que también han aportado mucho desde su trinchera. En otras partes del mundo habemos oídos que prestan atención y aprenden y se inspiran con ustedes para seguir procurando, ¿cómo decirlo?… pues sí, eso: un mundo mejor.
    Un gran abrazo trasatlántico a todos ustedes:
    Pico
    PD: no dejen de avisar cuando el viaje lo hagan a México, aunque sea por otros motivos 🙂

    • ¡¡¡Hola Pico!!! No sabes lo que me he estado acordando de vosotros. Cuando llegamos al campamento de los Ministros Voluntarios allí en Puerto Príncipe nos recibió el responsable que era Mexicano y nos asignó al Mexican Special Force Team que fué, por aquello del idioma, el equipo con el que estuvimos trabajando. Así que hemos aprendido a decir “pinche cabrón de la chingada” y cosas así. Además, uno de los compañeros era, además de mexicano Scaut, otra referencia que me llevaba a vosotros. Y la última, hicieron un vídeo de fotos de nuestro trabajo (que espero ser capaz de colgar algún día en el blog) con una canción de un autor mexicano que no sé cómo se llamará pero que me recordó un montón al estilo de la cinta que nos mandasteis ¿te acuerdas? En fin, que habéis estado bastante presentes en esta aventura.
      Algún día iremos a México y nos veremos. Ni que decir tiene que si venís por España nos tenéis que avisar.
      Muchas gracias por estar ahí.
      Dales un beso de nuestra parte a tu mujer y los niños.

  8. Esta es la tercera vez que vengo, supongo que es la vencida, ya que observo unos dedos que parecen ser los míos tecleando sobre el pequeño teclado, valga la redundancia. No sé qué escribirte Iña. Yo no llegué a ir a Haití y ahora por primera vez lo escribo en pasado, siempre era en presente “no he ido aún”. El ciclo para mí se cerró de mala manera, como dicen en la Isla. Y esta es una afirmación pura y estrictamente personal. No tiene nada que ver con nada de lo que hemos hecho ni de todo lo que se está haciendo ni de todo lo que falta por hacer…. nada en absoluto.

    Pero al igual que tú, se me hace muy difícil describir lo que fue, lo que pienso, lo que siento, siquiera escribir algo…. Quizá salga en el futuro, no lo sé. En este momento sólo se me ocurre transmitir la emoción. Y la emoción es la de Ivonne Elliman en JC Superstar en una de las canciones finales. No son las palabras, ni la trama del momento. Es simplemente la emoción y esa canción que no para de darme vueltas en la cabeza. No estoy segura de que me entiendas, simplemente tengo una pequeñita esperanza que así sea.

    • Si, creo que te entiendo. Aunque me gustaría saber qué ha pasado, aunque sea por otros canales. Estoy seguro de que por este saldrá en el futuro, más tarde o más temprano, pero de momento la canción es bastante ilustrativa.

      • Después de verlo (o escucharlo)como es, me di cuenta que tenía que hacer algo al respecto y lo hice. Ahora el sol brilla y ha entrado la primavera, aunque hace un frío de los mil demonios en este momento. Los auditores (o los lectores para el caso) son maravillosos. Te contaré.
        🙂

  9. ¡¡¿¿Frío ahí??!! Lo siento Milla pero no me lo creo.

    • Pues sí. Frío. De los mil demonios. Eso significa lo siguiente: Brisa de más de 14 km. por hora más unos 18 o 19 grados celsius de temperatura. Eso es un frío de los mil demonios en la Isla y sospecho que ya te imaginas por que. ¿Me crees ahora?

  10. Mira, españolito… No sé qué es lo que te crees, pero ya está bueno de withdraw…. No te voy a rogar ni mucho menos, pero aunque sea por un asunto elemental de MODALES, pues, caramba, hombre….!

    • Como (casi) siempre tienes más razón que un santo. Y (casi) has demostrado también tener paciencia de santa. Yo no tengo un Ngong al que retirarme así que me tengo que buscar la excusa de que no tengo tiempo, pero en cualquier caso tengo que reconocer que estoy de acuerdo contigo y que basta de retirada. En breve (no sé cuanto) lo notarás, te lo prometo (y nosotros cumplimos lo que prometemos ¿verdad?)

    • ¡Hablarle de “modales” a este mentecato!¡Vive Dios que no tiene sentido! Pues es como leerle poesía a un burro…
      En fin
      Don Ignacio

  11. hola Iña: y te diras ¿y este que pinta ahora por aqui? no lo hice en su dia y ahora pues… la cosa de estar el periodico del rte. cotidiano ocupado y el fb un tanto monotono y entonces me he encontrado tu cronica entre mis favoritos y la he releido y he vuelto a tener los mismos cosquilleos por la espalda y el mismo nudo en la garganta…..Sin embargo sigo teniendo la sensacion de que falta algo, de que algo te has dejado en el tintero (en la RAM seria aqui mas correcto) o que lo has dejado para circulos mas reducidos…. tambien ahora me surge la duda de que si seran tus mismas sensaciones un año, casi, despues. Bueno, no se si estoy despertando fantasmas que es mejor que sigan dormidos…..

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s