Archivo de la categoría: El rincón de Bruno y Darío

Una visión muy particular del mundo…

Carta a S.S.M.M los Reyes Magos de Oriente

Queridas majestades: Es una alegría y un honor saberles por estos lares.

Respecto a la nieve, no se preocupen que no es más que lo que se ve desde la ventana de nuestro blog, pero ya saben que en él se encontrarán siempre la chimenea encendida, mantas, colchones mullidos, leche, café, chocolate o infusiones calientes y, si fuera hace mucho frío, una copita de coñac. Aunque, francamente, no creo que este año haga falta tanto pues por aquí estamos teniendo un otoño tan cálido y seco que como sigamos así no van ustedes a distinguir sus desiertos de los nuestros… No estaría mal que nos traigan, si es que llevan en sus alforjas y no es mucho pedir, un invierno un poco más húmedo (si no frío) con nieve en las cumbres y lluvia que llene los embalses…

Bruno y Darío, como bien han observado, no paran de crecer. Uno de sus juegos favoritos es luchar cuerpo a cuerpo conmigo pero a mí ya no me gusta tanto pues uno por uno ya casi me pueden, imagínense los dos a la vez… Bruno sigue siendo el mejor portero de minifutbol y ahora está en el coro de su cole. Darío sigue entusiasmado con la cerámica. No sólo se da buena maña para hacer las piezas si no para vendérselas al primero que se descuida. Este curso, además, ha salido elegido delegado de su clase. En el cole no van mal salvo algún altibajo que otro que vamos resolviendo con la Tecnología de Estudios.

No se preocupen porque no han perdido su carta, es que aún no se la han enviado, es más, no la han escrito. En esta familia tenemos el defecto de dejar las cosas para el último momento, lo que le da a la vida un toque de emoción, pero no se preocupen que este fin de semana intentaremos subsanar el retraso.

Este año ha sido un poco raro, con algunos cambios muy importantes, a pesar de lo cual no creemos habernos portado del todo mal. Tal vez hayamos dejado pasar demasiado tiempo, en alguna ocasión, en el cumplimiento de algunas obligaciones pero no ha sido por desinterés o desgana si no por tanto vaivén como les explicaba. En cualquier caso, siempre hemos reaparecido justo a tiempo, nos parece, de deshacer con un beso y un abrazo cualquier emoción negativa que hubiéramos podido generar.

No se fíen mucho de los informes de esa tal Eme. No quiero hablar más de la cuenta, que ustedes ya sabrán quién es quién y cómo se porta cada cual para poder decidir si le dejan carbón o regalos, pero seguro que ya sabrán de la soberana paliza que me dió un loco que anda por ahí embozado con gorro emplumado y capa a causa de los ardides de la muy… En fin, lo dejaremos como que fué una travesura. La verdad es que a los artístas hay que perdonarles algunas cosas, son tan excéntricos ¿han visto ya su nuevo blog?

Me gustaría aprovechar y hacerles ya mi pedido. Me gustaría tener una brújula como la de Jack Sparrow que señale lo que más deseo pues estoy un poco perdido en ese sentido. Para Cris, un paseo en globo. Para Bruno y Darío un viaje en avión. Para K, la cámara dorada que ella quiere, pero asegúrense de que tiene disparador automático y un trípode para que pueda hacerse una foto con M y enviárnosla. Para M un colibrí. Para P un arca, como la de Noé, para que pueda salvar a tooooooooodos sus animales. Para J un poco de optimismo, pero que no deje de escribir. Para W, que vuelva, a pesar de M. Para E salud, pero que no deje de escribir. Me faltan algunos… para ellos, que el año que viene estén en mi carta a los reyes.

Supongo que no se les habrá escapado, dada su magia y la suspicacia forjada tras tantos años de experiencia, que tras la apariencia de generosidad por la que pido en mi carta regalos para otros no hay más que egoísmo encubierto pues, en realidad, todo lo que pido serían regalos para mi. Aún así, espero que lo tengan en cuenta.

No les molesto más con mis cosas, que sé que empieza una temporada de mucho trabajo para ustedes. Les dejo seguir su ronda.

Un beso de los cuatro para los tres.

I

sensaciones extrañas

¡Qué griterío! ¡Qué caras de sorpresa, de nervios, de reencuentros! “Bienvenidos” de Miguel Rios sonando por los altavoces y después un montón de padres sólos en el patio, con cara de “pues habrá que marcharse…”

Cuando me subo al coche, noto de repente la ausencia de gritos, de risas, de frases insólitas e increibles. ¡ Qué silencio tan extraño!

Arranco y al rato de ir pensando en nada noto que el sol a través del cristal ya no me agovia como estos días de atrás, ahora me acaricia, me gusta.

Pongo la radio y está sonando I´m yours de Jason Ratz, sin darme ni cuenta miro por el espejo retrovisor esperando verles con su sonrisa de oreja a oreja bailando, pero no están, ¡es verdad si se han quedado en el cole!

Los pies algo fríos que pronto abandonarán su libertad para verse encarcelados dentro de los zapatos cerrados, ya llega el otoño…

Aunque hace un montón de días que terminaron mis vacaciones es como si no hubiese sido oficial hasta ahora.

Llego al trabajo y me sumerjo en él y me olvido de todas esas sensaciones extrañas.

Comienza un nuevo curso. Habrá que sacar todo lo bueno que se pueda de él.

menudencias

A principios de agosto bajaba andando la calle Princesa y vi a lo lejos un hombre tocado con un salakoff – ¡¿Wimasaju?! – pensé – pero al acercarme me di cuenta que se trataba de un turista oriental y aunque nunca he visto su cara y pese a que su nombre podría encajar en esos rasgos, no me dió la impresión de que fuera él.

Seguí caminando y echándoos de menos.

– o – o – o – o – o – o – o – o – o – o – o – o – o – o – o – o – o – o – o – o –

¡Mira papá, dos mariposas enamorándose! … o jugando al pilla – pilla. Dijo Darío sin darse importancia, yo sonreí (mi hijo es un poeta) y seguimos el paseo en bici por el monte.

– o – o – o – o – o – o – o – o – o – o – o – o – o – o – o – o – o – o – o – o –

Para llegar a Galicia tuvimos que atravesar la ancha Castilla y nos acordamos de Jusamawi…

Foto0057

Por favor, abstenganse de comentar la calidad artística o técnica de esta imagen. Solo es el lugar por el que pasábamos, ya de vuelta, capturado en un movil y sin siquiera parar el coche.

– o – o – o – o – o – o – o – o – o – o – o – o – o – o – o – o – o – o – o – o –

En el norte de España (o tal vez en nuestra cabeza que, salvo los que comparten hemisferio con Patricia, también solemos ubicar al norte) suceden cosas como esta: ¡geránios creciendo en una palmera!

Foto0050

Claro, nos acordamos de Karen.

Por favor, absténganse de comentar la calidad artística o técnica o, incluso, la belleza de la foto pues aunque nos percatamos del fenómeno nada más llegar a nuestro destino ya que estaba en la zona infantil, la primera en la que, obligatoriamente, estuvimos un rato, la captura fué echa con el movil y justo antes de salir de vuelta a casa como parte de las cosas de las que estas a punto de olvidarte en el último momento.

– o – o – o – o – o – o – o – o – o – o – o – o – o – o – o – o – o – o – o – o –

Siempre he sentido septiembre como el momento de los proyectos de enmienda y de los nuevos planes, más incluso que año nuevo. Hacía seis años que no terminaba un agosto y empezaba un septiembre con cambios tan drásticos.

– o – o – o – o – o – o – o – o – o – o – o – o – o – o – o – o – o – o – o – o –

En honor a Milla me llevé Cuentos Inconclusos para leer durante las vacaciones, pero no había avanzado ni unas páginas por la historia de Túor y su llegada a Gondolín cuando encontré entre los libros de bolsillo que ofrecía el supermercado en el que entramos a reponer nuestros víveres el Ensayo sobre la ceguera de Don José. Sabiendo que no dejaría de ser en honor de Milla si no que lo ampliaría a Jusamawi, no lo dudé ni un segundo y lo saqué de aquel lugar entre fruta, leche, galletas y algunas conservas, como se lo habría llevado la mujer del médico (bueno, yo lo pagué)

Nunca me he alegrado tanto de encontrarme con un libro como cuando he terminado de leer este. Lástima que el mío no esté dedicado por J.

– o – o – o – o – o – o – o – o – o – o – o – o – o – o – o – o – o – o – o – o –

Hace unos días leí algo del Sr. Hubbard sobre cómo los cambios, cuando son demasiado rápidos o demasiado lentos afectan a la capacidad de ser y de tener (o de ubicarse y alcanzar) de uno. Hacía tiempo que uno de estos datos no me daba tan de lleno para explicarme lo que me estaba pasando. Luego Cris tuvo el acierto de leerme del Manual para Preclears algo sobre cómo los “quizás” nos atrapan.

Medida impopular de la monarquía

Pocas semanas después del revuelo del “¡¿Por qué no te callas?!” de S.M. Don Juan Carlos al Sr. Chávez hoy la monarquía ha tenido otro gesto que va a traer cola.

Un ejemplo de ello es que ya hemos tenido que modificar nuestra página de presentación ante tan contundente e inesperada medida de la realeza.

Los hechos tuvieron lugar la pasada madrugada del 5 al 6 de enero y tuvo sus primeras consecuencias cuando, al amanecer, soñolientos aún pero incapaces de resistir un minuto más a las insistentes acometidas de Darío para levantar a toda la familia e ir a ver qué nos habían dejado los Reyes Magos, nos dirigimos al salón para descubrir estupefactos que estos, ni cortos ni perezosos, habían decidido implacablemente cumplir con los deseos de Bruno y Darío de tener ¡otra mascota!

Por suerte los servicios diplomáticos de la Casa Real Maga consiguieron persuadir a los monarcas de la inconveniencia de cumplir a pies juntillas el pedido de la carta de los mencionados niños pues, de haberse cumplido sus deseos a rajatabla y haberles traído como pedían un monito, la crisis habría tenido consecuencias impredecibles.

Aún así, la llegada a la casa de dos nuevas criaturas, Coquito y Bigotitos, dos hámsteres diminutos y grises, ya ha desencadenado las primeras reacciones entre los miembros de esta comunidad.

Por una parte, Pichí y Esmáldi, que, aunque acallados por las golosinas que los arteros magos les han dejado no han querido hacer declaraciones, ya se muestran inquietos y recelosos ante la posibilidad de ser desplazados a un segundo término en la que había sido hasta ahora su hegemonía como mascotas de la familia.

Si bien los abnegados padres soportan esta situación con estoica calma, especialmente al desmentir su primera impresión: la posibilidad de que los dos adorables ratoncitos no fuesen las mascotas en sí, si no el alimento de la mascota verdadera que aún estuviera por ser desenvuelta en alguno de los demás paquetes. Aún así, la tensión ha llegado a sus niveles más altos cuando, unos minutos después de recibir el regalo, la alfombra del salón parecía la pista central del circo, llena de virutitas y con dos domadores de fieras haciendo dar volteretas a sus nuevos amigos.

Si bien aún la sangre no ha llegado al río, no podemos predecir hasta donde llegará  esta situación. Lo cierto es que pese a la desesperación inicial estas criaturas nos miran con esos ojitos y… en fin.

Las encuestas indican que el nivel de popularidad de S.M. los Reyes Magos de Oriente y la institución que representan se ha venido abajo entre cierto sector de la familia reduciendo notablemente la diferencia de puntos con la república noelesca, aunque este claro repunte va volviendo a su tendencia habitual a medida que el entusiasmo de los niños con sus mascotas va creciendo, la simpatía de las mascotas va horadando el corazón de los padres y ante la idea de que Papá Noel habría tomado medidas bastante similares en una situación así.

Devolvemos nuestra conexión a los estudios centrales a la espera de que se produzcan nuevos acontecimientos que les serán puntualmente relatados.

Desde Hoyo de Manzanares para Un Mundo Mejor.

La Rana Gustavo el reportero más dicharachero de Barrio Sésamo.

El camino a la buena vida.

Hola soy Bruno y tengo 7 años voy a decir mis opciones:

* no costruir casas en el campo * no tires basura al suelo* inportantisimo no prendas fuego en ningun sitio* no cazar muchos animales * practica y practica es para no tener accidentes * leer bastante *descansar mucho * no fumar * estudia *  planta plantas * alimentate .

adios hasta pronto.

  

FELICIDAD

HOLA SOY DARIO TENGO 5 AÑOS Y PROHIBIDO PESCAR PECES PARA FASTIDIAR . NO RONPER COSAS A LOS DEMAS. NO PEGAR A LOS DEMAS. NO FASTIDIAR. ESTAS COSAS SON PARA TENER BUENA VIDA.